Los tatuajes ¿violación de propiedad intelectual?

La propiedad intelectual es así de curiosa y los tatuajes es algo más que tinta bajo la piel.

Estamos en verano y la hora del destape en la playita, dejando al descubierto la «operación bikini» de cada uno. Imaginemos que nos hemos tatuado un dibujo de nuestra película favorita, ¿podrían denunciarme por infracción de copyright? Al fin y al cabo podría considerarse como una reproducción no autorizada de una obra con derechos de autor.

tatoo resacon

En el mundo celebrity nos encontramos varios casos curiosos en este sentido:

Uno de los protagonistas de «Resacón 2, ¡Ahora en Tailandia!», ¿tenía copyright? El tatuaje del personaje Stu (el dentista), interpretado por Ed Helms, se haría un tatuaje idéntico al de Tyson.  Victor Whitmill, que lo creó para el rostro del boxeador Mike Tyson y  exigía por ello derechos de autor a los productores de la película, so pena de demandarles y bloquear incluso su estreno. Finalmente, un juez  desestimó la mayor parte de las exigencias de Whitmill.

En 2005,  Rasheed Wallace (jugador de los Pistons) fue demandado por su tatuador por hacer una línea de zapatillas con Nike con uno de sus tatuajes (el caso terminó con una transacción extrajudicial); el tatuador de David Beckham, le demandó por utilizar los mismos para una campaña publicitaria (también llegaron a un acuerdo extrajudicial).

Supongo que habría que estudiar el dibujo a tatuar.

Rocío A.M.

www.peritacionesmga.com

 

 

Disney gana licitación en relación a los derechos de Winnie the Pooh

Law360 publicaba la victoria de Disney de nuevo frente a la editorial Stephen Slesinger Inc (Winnie the Pooh), por unos costos de 368.000 $ (272.082,44 Euros aprox.) derivados de su larga disputa.

winnie the pooh

Recordemos su historia:

El 6 de enero de 1930, Stephen Slesinger compró el merchandising de EE.UU. y Canadá , televisión, grabación y otros derechos comerciales de la obra «Winnie the Pooh» obras de Milne con un adelanto de 1.000 dólares y el 66% de los ingresos de Slesinger. En noviembre de 1931, Pooh era un negocio $ 50 millones al año. Slesinger comercializaría Pooh y sus amigos durante más de 30 años.

Tras la muerte de Slesinger en 1953, su esposa, Shirley Slesinger Lasswell, continuó desarrollando el personaje. Pero en 1961, otorgó los derechos a Walt Disney Productions. Licenció los derechos incluyendo el movimiento de imagen, a Disney.

Desde 1966, Disney ha lanzado numerosas producciones de animación protagonizada por Winnie the Pooh y los personajes relacionados. Estos han incluido teatrales cortometrajes, series de televisión y películas, así como los largometrajes de teatro La película de Tigger , gran película de Piglet , Pooh Heffalump Movie , y Winnie the Pooh .

En 1991, Stephen Slesinger, Inc. presentó una demanda contra Disney que afirmaba que Disney había violado su acuerdo de 1983 por no informar con precisión los ingresos procedentes de las ventas de Winnie Pooh, esta batalla llegaría hasta hace unos años y ahora parece que todavia está coleando (parte de la batalla legal puede verla aquí)

También Clare Milne, la hija de Christopher Milne, intentó poner fin a cualquier batalla por los derechos de autor de Estados Unidos para Stephen Slesinger, Inc. Después de una serie de audiencias judiciales, el juez Florence-Marie Cooper del Distrito de EE.UU. Corte de California falló a favor de Stephen Slesinger, Inc., como hizo el Tribunal de Apelaciones de Estados Unidos para el Noveno Circuito . El 26 de junio de 2006, la Corte Suprema de EE.UU. se negó a escuchar el caso, el mantenimiento de la sentencia y la garantía de la derrota de la demanda.

Así que el noble Winnie the Pooh es y ha sido siempre un negocio rentable y sus derechos van a seguir dando guerra.

Rocío A.M.

www.peritacionesmga.com